- 1941

El día 15 del mismo mes abrieron un Colegio en la ciudad de México. Al siguiente año abrieron otro Colegio en el centro de la ciudad.

La realidad de México las impactaba por la extrema pobreza de sus alrededores. Las Hermanas deseaban no sólo atender a los pobres sino vivir entre ellos. Esta labor de entrega atrajo la vocación de algunas jóvenes que ingresaron al noviciado de Lyon y otras, después, al de Estados Unidos. En julio de 1941 se abrió el noviciado en México. La llegada de hermanas mexicanas enriqueció a la Congregación con otras inquietudes apostólicas: atender a los pobres. En 1946 se abrieron dos escuelas primarias gratuitas, después vendrían escuelas para campesinas, trabajo con huérfanos, con ´papeleros´ (niños vendedores de periódico), etc.; también se abrió la rama hospitalaria de la Provincia. En 1958, México recibió el estatuto de Provincia.

 


Primeras Postulantes en México 1941

El Concilio Vaticano II pidió a las Congregaciones Religiosas “ir a las Fuentes”.

De la aplicación del Concilio para la Iglesia de América Latina brotaron y crecieron inquietudes y cuestionamientos, y la “opción preferencial por los pobres” tuvo una amplia repercusión en todo el continente.

Se dieron nuevas experiencias de vida comunitaria fuera de las Instituciones, e inserciones en sectores desfavorecidos: suburbanos, rurales y entre indígenas.

En Soteapan, Veracruz. Zona indígena

 

Contactez-nous
close slider