JUSTICIA, PAZ E INTEGRIDAD DE LA CREACIÓN

El llamado, desde el inicio de nuestra Congregación, a vivir la Unidad según el deseo de Jesucristo: «Que todos sean Uno». (Jn 17), nos invita hoy a «ser artífices de Justicia y Paz, y a cuidar la Creación».

En efecto, cualquiera que sea nuestro trabajo, ministerio o misión, cualquiera que sea nuestro estado de salud, «la Justicia, la Paz, el respeto por nuestra Casa común»se convierte en la sangre que los nutre y en el corazón que los anima.

En effet, quelque soit notre travail, ministère ou mission, quelque soit notre état de santé, la «Justice, la Paix, le respect de notre Maison commune» deviennent comme le sang qui les alimente et le cœur qui les anime.

Trabajar por la justicia, la paz y la integridad de la Creación, en este momento de la historia del mundo, es una gran responsabilidad humana, civil y cristiana.

Con los ojos abiertos a los desafíos de este tiempo, nuestras vidas están comprometidas, con nuestros pueblos, a actuar en favor de las personas empobrecidas, explotadas y marginadas y a redescubrir el sueño de Dios en su creación.

Todas nos sentimos responsables y llamadas a «Cuidar la Casa Común (cf. Laudato Si…) conscientes de la interdependencia entre el ser humano, la sociedad, el medio ambiente y toda la creación». (Orientación 4 del Capítulo General).

La participación de una de nosotras en la ONG San Josées un estímulo para esta misión.

En la Congregación y en cada Provincia, Región o Sector, un Equipo de Hermanas está atento para apoyar este compromiso común: en la acción y en la oración.

Una de ellas, Arul Vinarassi, coordina este grupo y está en contacto con la responsable de la ONG.

Contactez-nous
close slider